Loader
Pensión alimenticia y custodia compartida - Campo Alpín
Despacho de abogados en Monzón, Huesca. Prestamos asistencia legal integral y somos pioneros en la implantación de soluciones de negociación y mediación en la provincia de Huesca.
Abogados, Derecho, Monzón, Huesca, Derecho Civil, Derecho de Familia, Derecho Laboral, Derecho Penal, Derecho Administrativo, Derecho Mercantil, Mediación, Asistencia legal, Justicia.
17388
post-template-default,single,single-post,postid-17388,single-format-standard,bridge-core-2.8.4,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-26.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Pensión alimenticia y custodia compartida

Pensión alimenticia y custodia compartida

¿Se puede establecer pensión alimenticia a favor de los hijos en los casos de custodia compartida?

En los casos de divorcio o ruptura de la convivencia marital existiendo hijos menores comunes, cada vez es más frecuente que se adopte un régimen de custodia compartida de los hijos. De hecho, en nuestra comunidad autónoma, Aragón, el Código de Derecho Foral de Aragón recoge la posibilidad de que el juez acuerde en interés del menor la custodia compartida en los supuestos de ruptura familiar.

Cuando los progenitores están tratando si van a regirse o no por un régimen de custodia compartida, o cuando solicitan tal régimen en el Juzgado, es habitual decidir o proponer que la contribución económica al sustento de los hijos menores se realice por ambos padres a partes iguales, puesto que en custodia compartida se suele acordar que los niños pasen con cada progenitor la mitad del tiempo.

Este sistema de contribución a los gastos de los hijos en custodia compartida es el más extendido, pero ¿es el único?

No, no es el único sistema posible. Es más, en ocasiones, uno de los progenitores se muestra reacio a acordar la custodia compartida pese a que piensa que es el sistema que mejor se acomoda a las necesidades de sus hijos para que compartan el tiempo por igual con ambos padres; y este rechazo se debe a que, hechas las inevitables cuentas, se percata de que no va a poder costear la mitad de los gastos que generen los hijos o que lo hará a costa de un gran esfuerzo, muy superior al del otro progenitor que dispone de unos ingresos superiores a los suyos. En estos casos es posible que las partes acuerden, o el Juez imponga, una pensión de alimentos a cargo del progenitor cuyos ingresos son sensiblemente superiores, aunque la cantidad de tiempo que pasen los hijos en compañía de cada progenitor sea la misma. Esta posibilidad se acomoda a lo dispuesto en el art. 146 del Código Civil que dice que la cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal de quien los da y a las necesidades de quien los recibe; y a lo dispuesto en el art. 65 del Código de Derecho Foral de Aragón que establece que el deber de crianza comprende (entre otras cosas) proveer su sustento, habitación, vestido y asistencia médica, de acuerdo con sus posibilidades.

“La cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe.”

Art. 146 del Código Civil

1. La crianza y educación de los hijos comprende para quienes ejercen la autoridad familiar los siguientes deberes y derechos:

a) Tenerlos en su compañía. El hijo no puede abandonar el domicilio familiar o el de la persona o institución a que haya sido confiado, ni ser retirado de él por otras personas.

b) Proveer a su sustento, habitación, vestido y asistencia médica, de acuerdo con sus posibilidades.

c) Educarlos y procurarles una formación integral. Corresponde a los padres decidir sobre la educación religiosa de los hijos menores de catorce años.

d) Corregirles de forma proporcionada, razonable y moderada, con pleno respeto a su dignidad y sin imponerles nunca sanciones humillantes, ni que atenten contra sus derechos.

2. Para el cumplimiento de sus deberes y el ejercicio de sus derechos, los titulares de la autoridad familiar pueden solicitar la asistencia e intervención de los poderes públicos.

Art. 65 del Código de Derecho Foral de Aragón

En resumen, la equiparación entre ambos progenitores en el tiempo que comparten con los hijos no tiene necesariamente que conllevar que los dos contribuyan por igual a su sostenimiento, si se da la circunstancia de que uno de los progenitores tiene unos ingresos sensiblemente inferiores a los del otro.