5 respuestas bancarias comunes ante la reclamación de Cláusulas Suelo - Campo Alpín
2828
post-template-default,single,single-post,postid-2828,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

5 respuestas bancarias comunes ante la reclamación de Cláusulas Suelo

Campo Alpín Abogados

5 respuestas bancarias comunes ante la reclamación de Cláusulas Suelo

Desde que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el pasado 21 de diciembre dictara una sentencia a favor de la retroactividad de las cláusulas suelo –tras el fallo del Tribunal Supremo que establecía su carácter abusivo– los clientes que habían estado pagándolas antes de diciembre de 2013 pueden reclamarlas a su banco.

Ante el volumen esperado de reclamaciones el Gobierno estableció un cauce extrajudicial de carácter voluntario para el consumidor a fin de poder llegar a un acuerdo con la entidad bancaria.

¿Y qué ha pasado después de esto? Pues que a pesar de que el banco está obligado a ofrecer una solución mediante un procedimiento ágil, la realidad nos dice otra cosa.

En nuestro despacho llevamos meses trabajando en diferentes casos de abusos bancarios que tras la reclamación pertinente, y por norma general, entran en un proceso que dista mucho de ser ágil y menos aún transparente. Esto lleva a muchas personas a sentirse confundidas frente a una oferta que no les transmite confianza.

Para que conozcas si la propuesta que tu banco te ofrece está siendo abusiva, hemos elaborado la lista con los 5 tipos de respuestas más comunes:

1.- He reclamado al banco y me ofrece una cantidad verbalmente o por teléfono.

Ante estos casos lo mejor es solicitar que cualquier oferta que nos ofrece el banco, que debe motivarse y desglosar los importes, dejando claro el que corresponda en concepto de intereses,  sea por escrito. Ello evitará que puedan rebajarte la cantidad ofrecida en el momento del pago o de la firma del acuerdo, no pudiendo en ese caso demostrar lo que inicialmente se te ofreció.

2.- El banco me dice que en la reclamación les indique qué cantidad quiero.

No es obligación del cliente realizar ese cálculo, aunque si es recomendable que tenga una idea de lo que el banco le debe. El cliente debe presentar la reclamación indicando los datos que identifiquen la hipoteca y el préstamo hipotecario solicitando la anulación de la cláusula suelo y la devolución que por este concepto se hayan abonado. Si el banco obstaculiza tu reclamación, asesórate y no claudiques a prácticas poco transparentes.

3.- El banco me urge a que firme ya el acuerdo. ¿Debo firmar tan rápido?

Es recomendable que el banco te ofrezca por escrito los porqués de su cálculo, desglosando los importes en concepto de intereses. Una vez con el documento, lo mejor es que se valoren todo lo que en él se dice porque lo que en un primer momento puede suponer recibir una cantidad de dinero, a la larga puede resultar ser no tan ventajoso. Es preferible que te asesores bien y esperes unos días a que firmes sin entender bien todo el documento en el que te hacen la oferta.

4.- El banco me ofrece una devolución pero me pide que firme una renuncia a cualquier acción posterior.

El derecho de acción es un derecho personalísimo al que no nadie puede obligarte a renunciar. Los bancos utilizan esta táctica para zanjar el asunto y evitar posteriores reclamaciones, pero dicha estipulación es nula de pleno derecho. 

5.- El banco me ofrece una cantidad. ¿Deberé pagar algo a Hacienda?.

El banco está obligado a informar a los clientes de que las devoluciones que en su caso puedan acordarse pueden generar obligaciones tributarias. Cuando las cantidades que el banco nos quiere devolver hubieran formado parte en ejercicios anteriores de la base de deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones establecidas en la Comunidad Autónoma no podrán ser nuevamente deducidas. Las cantidades que por tal concepto hayan sido indebidamente deducidas en los ejercicios fiscales en los que no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria (4 años) deberán declararse a Hacienda mediante una autoliquidación complementaria, de la que se excluirán los intereses de mora. Si se llega al acuerdo de que las cantidades a devolver servirán para amortizar el principal del préstamo, no se deberá realizar la autoliquidación comentada.

Si te has sentido identificado con alguna o varias de estas prácticas, ya sabes, no dudes en ponerte en contacto con un abogado especialista antes de seguir con el procedimiento bancario.