A vueltas con los pleitos de las cláusulas suelo. Parte 1

Tenía que pasar. Perdón por el pesimismo, pero es lo que nos sugiere la noticia que vamos a comentar. De todos modos, al menos que se sepa porque es el único modo que tenemos por el momento de afrontar esta nueva injusticia.

El Consejo General del Poder Judicial ha aprobado que 54 Juzgados en toda España se ocupen de los pleitos relacionados con las cláusulas abusivas hipotecarias. Estos Juzgados van a estar en las capitales de provincia. Esto significa que a partir del día 1 de junio todos los juicios en los que ciudadanos deudores hipotecarios demanden a las entidades bancarias por cláusulas abusivas, como las cláusulas suelo, deberán necesariamente resolverse en estos juzgados que no son exclusivos de esta materia, sino que son Juzgados ya existentes que además van a recibir esta carga de trabajo.

Esta decisión se ha tomado contra el criterio de las principales asociaciones de jueces, contra el criterio del Consejo General de la Abogacía y contra el criterio de los órganos legislativos y de gobierno de muchas comunidades autónomas que se han pronunciado sobre el asunto, pero ha salido poco en la televisión. Las consecuencias son diversas, pero se pueden resumir en una sola: perjudica a los consumidores. Perjudica a los consumidores porque hasta ahora presentaban sus reclamaciones en los juzgados de su domicilio y a partir de ahora lo tendrán que hacer en un Juzgado en la capital de la provincia, con el consiguiente incremento de gastos y de tiempo. En nuestro país dos terceras partes de la población no vive en una capital de provincia. Además, la concentración de asuntos en un solo juzgado conllevará necesariamente un colapso en algunos de ellos, porque tal vez eso no suceda en Huesca, en Soria o en Albacete, pero  ¿Se imaginan lo que sucederá en Madrid, Barcelona o Valencia, con un Juzgado dedicado a estos temas en toda la provincia y no en exclusiva sino como carga añadida?. Del perjuicio para los abogados que no tenemos despacho en capitales de provincias ya ni hablamos, ¿para qué?.

Estos son a grandes rasgos los hechos, pero vayamos un poco más allá. No es que no se viera venir este atropello u otro similar. Desde el año 2013 han venido desencadenándose acontecimientos que presagiaban que iríamos por este camino. En ese año el Tribunal Supremo dictó una Sentencia en la que daba la razón a los consumidores hipotecados “sí pero no”, porque decretaba la nulidad de las cláusulas suelo por abusivas pero no desde que se suscribió la hipoteca sino precisamente desde el año 2013.

Os estaréis preguntando por qué el gobierno no decretó la nulidad de las cláusulas suelo desde la suscripción de la hipoteca y lo hizo sólo desde el año 2013.

Os lo contamos en el próximo post.

No hay comentarios

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR